Cirugía Estética Facial

Cirugía Estética Facial 2018-03-19T11:57:04+00:00

Los efectos adversos producidos por el paso del tiempo, la exposición excesiva a la radiación solar, la acción de la gravedad y determinados agentes nocivos externos, producen en los tejidos blandos de la cara (piel, tejido graso y músculos faciales), un efecto de envejecimiento, lo cual dará lugar a un descolgamiento y flacidez de los tejidos de la cara, que ocasionara un aspecto envejecido.

Se marcan y profundizan los surcos nasogenianos (pliegues entre mejilla y nariz), las comisuras orales, el borde mandibular se descuelga y pierde definición, y en el cuello, aumenta la flacidez de piel y músculos.

Para ello, disponemos de un amplio abanico de tratamientos quirúrgicos adecuados a las necesidades de cada paciente, y orientados a conseguir un rejuvenecimiento facial lo mas natural posible.

Es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo principal, es el rejuvenecimiento de todas las estructuras de la cara y cuello.
Se realiza bajo anestesia general y consiste en la eliminación de la piel sobrante y re-tensado de los tejidos blandos de la cara y del cuello. Como resultado, quedan unas cicatrices localizadas en zonas ocultas y pliegues, para que sean prácticamente imperceptibles.
El lifting facial suele realizarse combinado con otros procedimientos quirúrgicos, como son; cirugía de parpados, nariz, perioral, lipofilling y liposucción de diversas partes de la cara y cuello.
Finalizada la intervención, se colocará un vendaje durante unos días. Una vez en su domicilio, los pacientes seguirán una serie de indicaciones y cuidados básicos, para poder reincorporarse a su vida habitual, a partir de unas 2 semanas.
La Blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico, que tiene como objetivo, mejorar el aspecto de los parpados y lograr un rejuvenecimiento de la mirada.
Consiste en la eliminación de las bolsas de grasa, el exceso de piel y músculo, ojeras, bolsas malares y reubicación y elevación de las cejas. Así se consigue mejorar los problemas ocasionados por el paso del tiempo, haciendo desaparecer la sensación de cansancio o enfermedad y proporcionando un cambio sutil en su imagen y una mejoría en la mirada.
Se realiza bajo anestesia local, o combinada con sedación, en función de la amplitud de la cirugía. Así se favorece el confort del/la paciente durante la intervención. Al finalizar la intervención, el/la paciente puede regresar a su domicilio, con una serie de precauciones y cuidados básicos y reincorporarse a su vida habitual, a partir de una semana.
La Rinoplastia es un procedimiento quirúrgico, que tiene como objetivo modificar el aspecto externo de la nariz. Consiste en la remodelación de los cartílagos y huesos nasales, con el objetivo de lograr una nariz mas armónica.
Se realiza bajo anestesia local y sedación o, bajo anestesia general, en función de la técnica quirúrgica y de las zonas de la nariz, a tratar. Finalizada la intervención, se coloca una férula termoplástica y un taponamiento nasal, para ayudar a mantener la nueva forma de la nariz.
A las dos semanas el/la paciente puede llevar una vida normal, siempre y cuando mantenga ciertas precauciones, como evitar esfuerzos extremos, exposición solar etc.
Las orejas están formadas por una estructura de cartílago elástico, con varias formas, prominencias y depresiones, que caracterizan individualmente a cada persona y se heredan genéticamente.
La Otoplastia es un procedimiento quirúrgico que consiste en la remodelación del pabellón auricular, para lograr una armonía con el contorno facial. Se puede realizar a cualquier edad, siendo la mas frecuente a partir de los 7 años y en la etapa previa y posterior a la adolescencia.
La remodelación del pabellón auricular, se realiza mediante el raspado de las distintas partes del cartílago, para que vaya doblándose (adaptándose) según se requiera. La cicatriz queda localizada en el surco que forma la oreja con la cabeza, con lo cual, es imperceptible. Si además la oreja es grande, disponemos de técnicas para reducir su tamaño y conseguir una oreja estéticamente natural. Se realiza bajo anestesia local, salvo en niños menores de 11 años, que será con anestesia general.
Una vez finalizada la intervención, se colocara un vendaje algodonado durante 1 semana y una protección hasta completar el mes de la cirugía. A partir de las dos semanas, las orejas presentan un aspecto natural, sin signos de haber sido operadas.
Se realiza principalmente, mediante dos técnicas diversas:
  • Lipofilling facial, que consiste en la extracción de una pequeña cantidad de tejido graso, principalmente de abdomen.
La grasa extraída mediante lipo-aspiración, se prepara y se centrifuga, para posteriormente, reinyectarla en la zona de los pómulos y así, lograr el volumen y la forma deseada.
  • Implantes malares, son pequeñas piezas, realizadas en un material de silicona, que colocados profundamente sobre el hueso malar, proporcionan el volumen óseo deseado.
Con ambas técnicas, el resultado es una cara mas armónica y equilibrada.
Es un sencillo procedimiento quirúrgico, cuyo objetivo principal es el rejuvenecimiento de los labios, mejillas y aquellas partes de la cara envejecidas por el sol, o que presenten, cicatrices inestéticas.
Consiste en realizar, bajo anestesia local, un micro-pulido de la superficie de la piel, deslizando una pequeña fresa, que producirá un alisado de la piel y borrado de las arrugas.
Está indicada principalmente para la eliminación de las arrugas verticales del labio superior e inferior, producidas por gesticular en exceso, así como para arrugas por foto-envejecimiento, cicatrices y marcas de acné.
Es un sencillo procedimiento, indicado para aquellos labios que tengan alguna alteración; ya sea un volumen excesivo, desproporción entre labio superior e inferior, o presenten alguna cicatriz o irregularidad.
Es aplicable tanto al labio superior como al inferior.
Se trata de una pequeña y simple intervención quirúrgica, con anestesia local. Se realiza un diseño del aspecto y forma del nuevo labio y se reseca una mínima porción de tejido.
Con ello conseguimos una mayor simetría entre ambos labios y mayor armonía con el resto de la cara.
Se realiza principalmente, mediante la técnica de Lipofilling facial, que consiste en la extracción de una pequeña cantidad de tejido graso, principalmente, de abdomen.
La grasa extraída mediante lipo-aspiración, se prepara y se centrifuga, para posteriormente, reinyectarla en la zona anterior del mentón y así, lograr la forma y proyección deseada.
Como resultado se obtiene un perfil mas armónico de la cara.
La liposucción o lipoescultura de la región de mejillas y cuello, es una técnica quirúrgica muy utilizada y efectiva para la remodelación del ovalo facial. También esta indicada, para la definición del cuello y del ángulo cérvico-facial.
Se realiza bajo anestesia local, o sedación, para lograr un mayor confort y seguridad del paciente.
Consiste en la extracción de grasa de las mejillas, región sub-mentoniana, ángulo mandibular, jowls y cuello, mediante la introducción de una fina cánula, a través de mínimas incisiones en la piel, las cuales, ubicamos en lugares estratégicos para que sean imperceptibles.
Al finalizar la intervención se coloca una discreta malla de compresión para ayudar a la piel a readaptarse a su nuevo contorno, la cual se mantendrá durante unos quince días.
Es una novedosa técnica quirúrgica que consiste en la utilización del tejido graso subcutáneo, de diversas partes del cuerpo, el cual debidamente preparado, se inyecta en aquellas zonas de la cara que queremos tratar, tanto para atenuar arrugas, rellenar depresiones, corregir cicatrices o para restablecer volúmenes faciales.
Es un tratamiento definitivo y esta grasa, en su nueva localización, se integra como un injerto autólogo.
La extracción de grasa, se realiza preferentemente del abdomen, o de aquellas zonas del cuerpo que presenten tejido graso suficiente.
Se realiza mediante lipo-aspiración con una cánula fina, extrayendo la cantidad necesaria, según el tratamiento deseado.
La grasa, se prepara mediante decantado, filtrado o centrifugado, y se reinyecta en las zonas de la cara a tratar: malares(pómulos), mejillas, surcos naso-genianos, comisuras orales, ovalo facial, mentón…
Se realiza mediante anestesia local y en algunos casos, sedación.
A partir de una semana, el/la paciente podrá llevar una vida normal, siempre y cuando mantenga ciertas precauciones, como evitar exposición al sol, etc.
En ocasiones, los lóbulos de la orejas, por el uso prolongado de aros y pendientes, lesiones cutáneas, infecciones, traumatismos, uso de peercings, dilataciones, o incluso, por envejecimiento, pueden deteriorarse, agrandarse, elongarse o desgarrarse, llegando a producir una ruptura del mismo, con el consiguiente defecto estético que ello conlleva.
La reconstrucción consiste en una sencilla intervención quirúrgica que se realiza con anestesia local, con una duración entre 20-60 min., en función del defecto a corregir.
En los lóbulos rasgados por uso prolongado de pendientes o aros demasiado pesados, realizamos una reparación completa del lóbulo, que consiste en la sutura por planos y la colocación en el mismo tiempo, si se desea, de un pequeño pendiente de oro, que esterilizado, se coloca para mantener ferulizado el nuevo orificio, y que deberá permanecer sin retirarlo durante un mínimo de 2 meses.
En el caso de lóbulos envejecidos, los cuales crecen y se agrandan, o bien se elongan y se observan flácidos y delgados, realizamos una reducción del tamaño, para conseguir un aspecto mas voluminoso y juvenil.
  Si se trata de lóbulos deteriorados por peeercings y dilataciones, debemos eliminar la piel sobrante y realizar una sutura por planos, para lograr un aspecto lo mas natural posible.
Los puntos se retiran a partir de los 15 días después de la cirugía. La recuperación y molestias en el postoperatorio son mínimas, ligera inflamación y enrojecimiento.
La incorporación a la vida cotidiana es inmediata.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Medicina Estética Facial
Cirugía Estética Corporal
Lipofilling
Medicina Estética Corporal
Otros tratamientos